Cómo elegir los pedales para MTB

Este artículo va dirigido a principiantes que inician su andadura sobre la bicicleta de montaña y se plantean por primera vez la gran duda: usar pedales automáticos para MTB o no.

Hay muchos tipos diferentes de pedales para distintos tipos de bicicletas y estilos de pedaleo. No se trata aquí de hacer dogma de una opción u otra, ya que la elección dependerá del uso que le vayas a dar a tu MTB y, sobre todo, de tus preferencias personales y de cómo te sientas más cómodo y seguro sobre la bicicleta. Sin embargo, sí que es muy importante resaltar la importancia que tiene la elección de los pedales, ya que son uno de los pocos puntos de contacto que tenemos con la bicicleta y donde transmitimos toda la fuerza a la misma.

Tipos de pedales

¿Qué es mejor, anclar tu pie a los pedales o no? Hay pros y contras para cada estilo. Nuestra recomendación general es que pruebes los dos tipos de pedales y te quedes con los que te resulten más confortables. Puede incluso que quieras tener un par de cada para diferentes días o retos.

Los pedales automáticos o de contacto se distinguen fácilmente porque llevan un sistema mecánico que permite sujetar y soltar fácilmente la cala, una placa que va atornillada a la zapatilla de MTB y que sirve de enganche entre la zapatilla y el pedal. Para este tipo de pedales se usan unas zapatillas especiales de suela rígida, en la que tienen incorporado un sistema para atornillar la cala.

Los pedales de plataforma son similares a los de las bicis de paseo de toda la vida. Tienen una superficie amplia que permite apoyar el pie con facilidad y en este caso llevan siempre algún tipo de sistema que mejora el agarre, bien mediante el uso de un material adecuado en la superficie o mediante pines de metal que se encajan en la suela de zapato. A diferencia de los automáticos, no cuentan con sistema para enganchar la zapatilla al pedal.

Existen también pedales híbridos o mixtos, que llevan por un lado una plataforma lisa y por otro lado un sistema mecánico para enganchar la cala. Estos pedales suelen usarse más por principiantes que aún tienen miedo al sistema de calas.

Elegir pedales automáticos o de plataforma (flats)

Hace no muchos años, la sola idea de engancharse mediante calas a una mountain bike se habría considerado una locura. Sin embargo, hoy en día es treméndamente común y presenta muchas ventajas respecto del uso de los pedales de plataforma. La principal discusión entre los que prefieren pedales automáticos y los que prefieren plataformas está en la elección entre eficiencia y seguridad. Vamos a repasar a continuación algunos pros y contras de cada sistema. 

Pedales de plataforma

Pedales de plataforma (flats)Ventajas

  • Pueden ser mejores para aprender a manejar la bici y para practicar nuevas técnicas o en nuevos terrenos.
  • Te obligan a aprender a ejercer la presión adecuada con tus pies en cada momento.
  • Permiten bajar de la bici más rápido.
  • No necesitas aprender a usarlos.

Inconvenientes

  • El pie se puede deslizar y perder contacto con el pedal, lo que puede ser muy peligroso según la circunstancia, especialmente en las bajadas.
  • No puedes usar los pies para tirar hacia atrás de los pedales al escalar o saltar, lo que reduce la eficiencia.

Pedales automáticos

Pedales automáticos MTB ShimanoVentajas

  • Mayor control de la bicicleta y mayor eficiencia en el pedaleo.
  • Pueden darte más potencia en cada pedalada.
  • Mantiene siempre el pie en la misma posición.
  • Permite pedalear hacia adelante y hacia atrás.

Inconvenientes

  • Hay que aprender a usarlos, aunque es mucho más sencillo engancharse y desengancharse de lo que parece.
  • Puede llevar más tiempo desenganchase en caso de tener que echar un pie a tierra.
  • Puede costar un poco más colocar los pies en los pedales al arrancar.
  • Si tienes inseguridad puede hacerte perder eficiencia, sobre todo en terrenos más técnicos.

Como ves, cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, así que quizás lo mejor es que pruebes y te acostumbres a usar ambos, y después decidas con cuales te sientes más cómodo, o que uses unos u otros según las circunstancias. Al final, sobre la bici estás tú, así que la elección es tuya.