Uno de los principales temores que posee cualquier ciclista (amateur o profesional) cuando va a salir de ruta es que se produzca un pinchazo o un reventón en sus ruedas. Por eso mismo, no solo es recomendable saber cómo cambiar una rueda pinchada; también lo es saber algunos consejos para evitar los pinchazos y reventones.

Antes de nada, debemos decir que las bicicletas de carretera presentan un menor riesgo de sufrir un pinchazo que las MTB, dado que las zonas por las que circulan están más libres de baches y obstáculos que lo propicien. No obstante, esto no significa que están exentas de sufrirlos, especialmente si la calzada o los arcenes se encuentran en mal estado. Independientemente del tipo de bici que utilices debes revisar ciertos aspectos cada vez que vayas a montar en bicicleta:

1- Revisa la presión de las ruedas

Una de las causas más frecuentes de los pinchazos o los reventones es un mal ajuste de la presión en las ruedas. Por un lado, una presión demasiado baja podría desembocar en un aplastamiento de la cámara. Por otro, una presión más elevada de lo recomendado podría ocasionar que la cámara de aire reventara. Por ello, es 100% recomendable fijarse en las presiones máximas y mínimas recomendadas por el fabricante (visibles en el perfil de la cubierta y en la cámara de aire). Un consejo es que utilices una bomba de pie con manómetro. Esto te facilitará la labor y te permitirá obtener la presión exacta que necesitan las ruedas de tu bicicleta.

2- Revisa el estado de los neumáticos

La presión de los neumáticos no es lo único que debemos revisar antes de salir con nuestra bicicleta. Como bien sabréis, el estado de los neumáticos es una parte importante para evitar que suframos un reventón o un pinchazo durante las salidas. Debes asegurarte de que no existen grietas en la goma ni que esta se encuentra desgastada por la banda de la rodadura. De lo contrario las posibilidades de sufrir un pinchazo se incrementarán. Eso sin olvidar la perdida de agarre a la hora de andar sobre la bici.

3- Mantén el fondo de llanta en buenas condiciones

El fondo de llanta es una banda que se coloca pegada a la llanta y su función principal es evitar que los radios pinchen la cámara de aire. Ahí radica la importancia de su buen mantenimiento. Si no queremos que nuestros radios pinchen la cámara de nuestras ruedas, es aconsejable revisar periódicamente el estado del fondo de llanta y sustituirla cuando sea necesario.

 

Después de estos consejos, si todavía quieres minimizar el riesgo de sufrir un pinchazo o que se revienten las ruedas de tu bicicleta, te aconsejamos varios productos que harán que ese riesgo quede reducido al mínimo:

  • Cámaras antipinchazos: se trata de unas cámaras especiales las cuales poseen un líquido que, una vez se ha producido el pinchazo, se libera sellando el agujero y haciendo que puedas continuar tu marcha sin necesidad de cambiar la cámara.
  • Bandas antipinchazos: estas son unas bandas que se sitúan entre la cámara y la cubierta suponiendo una barrera extra para evitar que cualquier objeto afilado alcance a la cámara de nuestras ruedas.
  • Ruedas Tubeless: este tipo de ruedas cada vez es más frecuente. Se trata de un tipo de ruedas que no utilizan cámara de aire y su funcionamiento es similar a las ruedas de los coches. Las llantas están especialmente preparadas para evitar las filtraciones de aire adaptándose perfectamente a la cubierta. Después se inyecta un líquido a través de la válvula haciendo que cualquier fuga quede tapada. Este tipo de ruedas poseen unas cubiertas más duras que las normales y requieren de un cambio del líquido cada 6 meses.

 

Estas son algunas de las claves para evitar o reducir las posibilidades de sufrir un pinchazo o un reventón cuando salgáis con vuestra bicicleta. En resumidas cuentas, todo se centra, como es habitual, en llevar siempre un buen mantenimiento de vuestra bici. Y recordad, que estos consejos y accesorios reducen el riesgo, no lo eliminan. Así que, si queréis evitar quedaros tirados por un pinchazo, no os olvidéis de llevar unas cámaras de repuesto o una espuma selladora y todas las herramientas necesarias para poder reparar vuestra bicicleta cuando sea necesario.