Cuando salimos con la bicicleta todos estamos expuestos a sufrir imprevistos que puedan arruinarnos nuestra jornada. Uno de estos imprevistos puede ser un pinchazo, un problema que sin embargo tiene fácil solución si somos prevenidos y tenemos unos conocimientos mínimos de mecánica. Para los que no sepáis hacerlo, aquí tenéis unos consejos sobre cómo arreglar un pinchazo en la bici.

Antes que nada, hay que señalar que lo más recomendable es llevar una cámara de repuesto para sustituirla por la que se ha pinchado y poder seguir la marcha sin perder mucho tiempo. Cuando lleguemos a casa será el momento de reparar la cámara pinchada, aunque, si no hemos sido previsores, no nos quedará más remedio que hacerlo sobre la marcha.

Sea como sea, los pasos a seguir para reparar el pinchazo son los siguientes:

- Retirar la cámara pinchada: para esta tarea necesitaremos un par de desmontables. Introducimos el extremo curvado de uno de ellos entre la llanta y el borde de la cubierta para hacer palanca y con el otro la vamos sacando poco a poco. Llegará un momento en que se podrá sacar manualmente.

- Localizar el pinchazo: una vez que hemos retirado la cámara tenemos que localizar el punto exacto en el que se ha producido el pinchazo. Para ello, lo más fácil es hinchar la cámara y acercar el oído para escuchar por dónde se está escapando el aire. Si de esta forma no lo detectamos, podemos meterla en un cubo lleno de agua y observar por dónde salen las burbujas, aunque no siempre vamos a tener a mano un cubo o un recipiente similar.

- Lijar la zona: ahora que ya sabemos dónde está el problema, lo que tenemos que hacer es lijar esa zona para que el parche que coloquemos quede bien sujeto.

- Colocar el parche: a continuación aplicamos el pegamento que incluye nuestro kit de reparación y escogemos el parche que mejor se adapte al pinchazo. Es importante que la cámara esté tensa y que la parte de goma del parche coincida con el agujero que queremos tapar.

- Retirar el precinto de plástico: esperamos unos minutos para que el parche quede bien pegado antes de retirar el precinto de plástico. Antes de hacerlo debemos estar seguros de que el pegamento ha hecho su efecto.

- Montar la cámara: hinchamos un poco la cámara y empezamos a montar la cubierta por la zona de la válvula. Con mucho cuidado para no pellizcar la cámara, introducimos el borde la cubierta por el interior de la llanta y avanzamos simultáneamente en ambas direcciones. Es probable que en el último tramo no lo puedas hacer manualmente y tengas que recurrir al desmontable. Cuando volvamos a hinchar la rueda debemos hacerlo poco a poco y asegurarnos de que la cámara quede bien asentada.

Como ves, no es tan complicado como creías, aunque quizá la parte más difícil sea el montaje final de la cámara una vez solucionado el pinchazo. Si quieres seguir aprendiendo sobre este tema y convertirte en un manitas, te recomendamos que leas nuestro post con las 12 herramientas imprescindibles para el mantenimiento de una bicicleta.