Perder peso se ha convertido en uno de nuestros propósitos más habituales debido al estilo de vida sedentario de la sociedad en que vivimos. La práctica de deporte, unida a una alimentación sana y equilibrada, es el camino para conseguir ese objetivo, aunque para llegar a buen puerto es necesario ser constante y exprimir nuestra fuerza de voluntad.

Debido a sus características, el ciclismo es uno de los deportes que más nos pueden ayudar en este sentido. Si todavía no estás convencido de los beneficios que tiene el pedaleo en tu cuerpo te voy a dar 4 razones para que te decidas a perder peso en bicicleta:

1- Es un deporte de bajo impacto

El ciclismo es una actividad física que apenas genera impacto negativo en nuestros músculos y articulaciones. A diferencia de lo que ocurre con el running, por ejemplo, podemos aguantar subidos en la bici durante un buen rato (incluso aunque no estemos en forma) con un riesgo mínimo de lesión. Prueba a correr durante 30 minutos después de mucho tiempo sin hacer ejercicio y no solo acabarás con la lengua fuera: seguramente te dolerán las rodillas, los tobillos y algún que otro músculo. Si haces esto mismo montado en bici seguramente te cansarás menos y tu cuerpo acabará más entero.  

2- Realizas ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico o cardiovascular que realizas cuando practicas ciclismo te ayuda a quemar calorías y a perder grasa. Es cierto que en la bici se queman menos calorías en el mismo periodo de tiempo que cuando corres, pero también debes tener en cuenta que podrás aguantar más tiempo ejercitándote. Además, al tener mayor resistencia, podrás aumentar el ritmo de tus pedaladas e incrementar el gasto energético.

3- Aumenta tu masa muscular

Al pedalear estamos fortaleciendo los músculos más importantes de nuestro tren inferior: glúteos, cuádriceps e isquiotibiales. Esto, además de aumentar nuestra masa muscular, ayuda a nuestro organismo a quemar grasas de una forma más eficiente.

4- Te permite disfrutar del medio ambiente

Los deportes al aire libre te dan la oportunidad de estar en contacto con la naturaleza y disfrutar del buen tiempo. En el caso del ciclismo, además, podrás hacer rutas y conocer nuevos lugares a la vez que haces ejercicio y mejoras tu salud.

¿Necesitas más motivos para hacerte ciclista? La bici no solo es una aliada perfecta a la hora de perder peso y ponerte en forma; también te aportará otros muchos beneficios a ti y a los demás.